domingo, 21 de julio de 2013

Qué credibilidad tiene un sostén cuyo PVP es de 6 euros.

Me impresiona observar la TV y descubrir que de vez en cuando, hay anuncios que pueden llegar a sorprenderme.

Mi capacidad de sorpresa (como la mayoría de los mortales) es mucha, porque cuando los creativos plantean una campaña publicitaria, usan su esfuerzo profesional con el fin de captar la atención, descolocar y atrapar a quien lo ve o lo escucha, creando un impulso emocional que obliga a quien ha presenciado el spot a hablar de ello, o encaminarse a la compra del producto.

Pero lo que a mi realmente me impresiona es observar un producto complejo desde su creación a su confección, a industrializarlo, a procesarlo en un catálogo, ponerlo en una caja, con unas etiquetas, que alguien haga la labor de venta, se transporte a la tienda, lo coloquen en el escaparate, acompañado de posters y hagan una impecable apuesta visual con ese producto, y que se venda al público a 6 euros… no lo entiendo.

¿Cuánto cuestan (en dinero) cada uno de esos pasos?... vamos a desmenuzar,

Un diseñador, recibe el encargo de concebir un nuevo producto: Para, este/a profesional, se le plantean varias preguntas, pero las primeras son para usar en qué momento y para qué perfil de persona va destinado. 

Esto le obligará a esforzarse para que el uso que se le va a dar, el producto responda correctamente. Y seguramente le obligará a escoger cuál va a ser su estructura, que va a hacer la prenda para que se adapte a la perfección a quien lo vaya a usar para lo que sea que vaya a usarlo.

También, al observar el perfil de quien lo vaya a usar, concebirá su decoración, su construcción final y se imaginará cómo se va a ver, una vez acabado.


Después pasará por manos de un/a patronista y un/a metodista, que analizarán el desarrollo de las tallas y que si se trata de un sujetador/sostén, tendrá que desarrollar las copas, concibiendo en primer lugar la copa B y desarrollando (dependiendo del tipo de construcción) su evolución hasta copas extremas o no.

El metodista, observará cómo industrializar el producto, analizará los tiempos y calculará qué proceso deberá seguir cada una de las piezas del producto, desde que se “marque” sobre la tela y se corte, hasta que se agrupen todos los elementos que lo componen, y vaya siguiendo el proceso de varios tipos de maquinas de coser que unirán las piezas hasta tener el producto acabado, incluso las etiquetas de quien lo fabrica y de que producto se trata

Inmediatamente se deberán poner las etiquetas indicando de forma visible de qué producto se trata, se pondrá un elemento de protección como por ejemplo una bolsa, se cerrará, se podrá en una caja y se colocará en una estantería, hasta que alguien lo haya adquirido.

Mientras tanto, con vida propia, las personas del departamento de marketing, habrán creado los ganchos visuales suficientes como para que el producto sea atractivo. E incluso en algún caso se atreverán con imágenes sugerentes, catálogos, anuncios en revistas o en TV y en materiales gráficos, para que los vendedores salgan a la calle preparados con todas las herramientas que les permita realizar una presentación brillante a sus puntos de venta. 

Cuando el/la responsable de compras del establecimiento haya realizado la compra, se pone en marcha todo el proceso logístico para que reciban lo antes posible el producto y en las mejores condiciones. Incluso para que el producto haya sido adquirido, en algún caso, conllevará compensaciones para que el producto luzca de forma especial en la tienda.

Mientras tanto, todo el proceso administrativo como órdenes, pedidos, albaranes de entrega, facturas, recibos, etc., se habrá puesto en marcha.

Y todo lo que relaciona todo este proceso con impuestos, tasas e intereses, incluirán también en todo el proceso.

Y luego, llega el producto acabado a ¿6 euros de venta al público?.

La única forma es saltarse procesos, quitar complejidad, repetir el mismo producto con otro aspecto, o limitar en el sostén/sujetador  las tallas y las copas a B y C y poco más.

En este caso, es triste constatar que se olvidan de la esencia del producto: adaptarse a cada morfología y que siente bien.

Es evidente que todos buscamos precios razonables, pero aquellas personas que necesitan un producto y que han quedado “apartadas” de lo estándar, están realmente preocupadas por encontrar una tienda que tengan el producto que buscan y una persona que les aporte confianza para decidir el producto que realmente necesitan. 

Y esta cuestión va mas allá de un precio atractivo, que en algún caso es el único argumento para atrapar compradoras.

8 comentarios:

Merçe Per se dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Merçe Per se dijo...

La esencia de las cosas ya es lo de menos, solo importan las cifras. Ni materias primas ni ciencia ni razones.Ni siquiera el consumidor, o a lo peor es el consumidor quien al final tiene algo de culpa,porque lo adquiere:compramos alimentos que no saben a nada, ropa mal cosida,juguetes peligrosos y sujetadores que no sujetan...pero son baratos.
Una buena reflexión y enhorabuena por tus logros y por tu defensa de una prenda y un sector en el que yo de momento he perdido . Tras casi 30 añosde batallas mi guerra frente a un ogro franquiciado que ha terminado por devorarme en tan sólo un año., Demasiados frentes abiertos.De momento me retiro, quien sabe si volveré.Un abrazo

Francesc Puertas dijo...

Hola Mercedes, lamento que cierres tu negocio. Precisamente estoy dedicando todo mi esfuerzo y el de mi equipo para ayudar a que no ocurran casos como este, y dar visibilidad y apoyo a las tiendas expertas.
http://sayfit.blogspot.com
Salu2

Merçe Per se dijo...

Es una decisión pensada en frío, muy medida personal y económicamente hablandoy será tras el verano,creo que en Octubre para liquidar lo más posible, tras haber terminado ya de proveedores ahora le toca a la poliza y así me voy sin deudas y tranquila, con las puertas abiertas.Tengo pensado tras el cierre hacer el curso que proponéis, me parece interesantísimo, cuando lo impartáis en castellano,como tendré tiempo para prepararme, mejorar mi inglés, recordar el ruso y seguir preparándome, quien sabe si en alguna empresa necesiten de alguien con mi experiencia!. Te agradecería me dijeras si tenéis pensado hacer el curso en castellano, porque es uno de mis primeras cosas por hacer para reciclarme. Un saludo

Francesc Puertas dijo...

Amiga Mercedes, el curso es en castellano, aunque el primer curso es en Barcelona los días 9-16-30 de septiembre. Los dias 25/26 en Valladolid y muy probablemente en octubre lo hagamos en Alicante o Murcia, aunque estamos buscando la manera de contactar con las personas que tengan interes en hacerlo y por tanto programar los días. O sea, que coincide con lo que me preguntas.
Mi correo/e es francescpuertas@gmail.com y puedes ponerte en contacto conmigo para lo que necesites.

BRAULIO dijo...

El problema es que las mujeres tienen un presupuesto muy limitado para TODO. Tenemos todos que hacer un análisis de todo lo que consumimos por que los ingresos son cada día más escasos, los parados aumentan y las opciones de compra, por tanto disminuyen.
Al calor de todo esto nacen por "petición popular" empresas que aprovechan estos acontecimientos poniendo "MODA" low cost, viajes ridículos, calzado plastificado etc... todo ello para gastar lo menos posible.
Creo que una mayor parte del público general sabe que es IMPOSIBLE vender un sujetador a 6 euros que no esté precedido por una explotación salvaje de alguien o "alguienes", pero, al final lo que manda es el parné.

Chris Wheeler dijo...

No estoy seguro de por qué esto ha aparecido en Linked in como el blog original es de julio de 2013.

Su argumento es interesante , salvo que usted ha hecho dos supuestos (incorrectos) : -

1 . Que no todos los costos son cubiertos en € 6 un sujetador
2 . Que sólo hay un sujetador disponible para la venta .

En realidad, si usted va a las tiendas , hay muchos, muchos sujetadores disponibles en muchos, muchos estilos . Con tantos sujetadores disponible , el comprador debe ser capaz de encontrar un sostén que le quede y es adecuado para la tarea - que es para sentirse cómodo , ser atractivo o lo que sea .

Por el lado de los costos , todos los pasos que mencionas tienen un precio en la cantidad de sujetadores hechos . Estos costos fijos se distribuyen en toda la producción de ese estilo y de todos los tamaños , por lo que el coste medio puede bajar.

Otro factor importante en el precio es que el costo de los materiales e insumos , como electricty también son mucho menores que en los años 70 y los años 80 , cuando el precio del petróleo era tan alta . Además, la maquinaria utilizada es mucho más eficiente .

Todos estos factores actúan para bajar los precios .... y eso es antes de la competencia entra en la lucha !

Francesc Puertas dijo...

Estimado colega,
Estoy de acuerdo con usted, de que hay sujetadores, que sus costes y beneficio de todos los estratos objeto de su negocio, están cubiertos por esos 6 euros.
Usted también estar´ña de acuerdo conmigo, que todo lo que precede las decisiones de esa prenda hasta su salida al mercado, van a ser mas o menos grandes, de acuerdo con muchas variables, no tan solo las que indica usted.
El diseño y el desarrollo de patrones es importante. Y si se fabrican prendas con al menos 5 copas distintas, influye en el coste final, ya que si el 60% son copas B y el resto son copas C-D-E-F, con distintas proporciones, los costes de fabricación de esas copas, influyen de forma decisiva en el precio final.
Estara de acuerdo conmigo, que el mercado está centrifugado, y es tan lícito competir en el preciom, como el de buscar productos mas corseteros, de los que también hay mucha variedad de productos y calidades, pero que el precio de salida les resulta mucho mayor.
Yo desde luego, apuesto por los segundos.
Saludos.