jueves, 7 de junio de 2012

La reivindicación del sostén y los productos especiales.

Hay que reivindicar de una vez, que la industria y los diseñadores se pongan las pilas en este asunto.

No es posible que los sujetadores se construyan solo atendiendo los conceptos estéticos. Se ha de pensar de una vez en aquellas mujeres que necesitan productos especiales. Que tienen necesidades que se pueden atender, tan solo con que hubiera algunas marcas dispuestas a aceptar el reto.

Necesidades tan habituales como, sostenes para dormir, sostenes transpirables, antialérgicos,… o construcciones pensadas para resolver patologías tan comunes como las irritaciones de la piel debajo de la mama, por tener el pecho pendular o una derivación patológica como la gigantomastia.

O construcciones para aquellas mujeres que necesitan un sujetador sin costuras y antialérgico, porque se está sometiendo a sesiones de radioterapia.


Cosas tan frecuentes como encontrar una solución para aquellas mujeres que quieren disimular el pezón y están condenadas a utilizar un sujetador de espuma (haga frío o calor), teniendo en cuenta que tan solo con un “salvapezones” de color piel, colocado en la parte interior de una copa de un sujetador común sería suficiente.

O aquellos avances que ha significado encontrar tejidos inteligentes que pueden contener algún tipo de evolución técnica (microencapsulados, hipoalergénicos, con sensores,…), y que acaban siendo tan solo una anécdota.

Es posible que el miedo de las Corporaciones, de que se les relacione con productos tan poco estéticos frene este tipo de avances.

En cambio, es frecuente leer en alguna revista cosas como “el sujetador refrigerado” o cualquier otra invención cuyo único interés es el de salir en las noticias.

Tal vez sea el momento de que empresas que se reivindiquen como capaces de afrontar estos retos, se den a conocer a las usuarias que manifiestan su perplejidad, de que a estas alturas de la evolución sigan desesperándose por no encontrar soluciones a sus necesidades.

1 comentario:

Medicos CR dijo...

Totalmente de acuerdo, es gracioso ver como la moda y lo estético tiene más fuerza que la salud. La estética muchas veces es solo una construcción basada en una conciencia materialista donde se sacrifican la salud. Creo que en este aspecto un trabajo conjunto de especialistas en senología y diseñadores de modas, para que se pueda llegar a un equilibrio.
Gracias, excelente blog