martes, 26 de julio de 2016

¿Qué es el brafitting? - CYL nº 200


La mayoría de mujeres ya no se conforma tan solo con descubrir una prenda que le guste y comprar por impulso. 

El gran desconocimiento de gran parte del Sector, en los temas relacionados con el funcionamiento del tallaje y las copas del sujetador es muy evidente. Este desconocimiento tiende a la simplificación y por lo tanto a mantener las cifras que indican que 7 de cada 10 mujeres no usan la talla y la copa que les corresponde.

Las usuarias aseguran que es difícil encontrar establecimientos que transmitan confianza a aquellas mujeres que necesitan sentirse informadas y comprar sin remordimientos.

http://blogcylmodaintima.blogspot.com.es/
La consecuencia ha sido la centrifugación del mercado hasta extremos. En un lado están las tiendas cuyo principal aliciente es que haya un gran trabajo visual y de exposición de prendas, en las que prácticamente hace innecesaria la intervención de una persona de la tienda.

En el otro extremo (sin dejar a un lado el aspecto visual), los establecimientos con personal que aporta seguridad a la usuaria que la aconseja y ayuda a escoger la prenda, mediante un intercambio de preguntas-respuestas que les permite localizar la prenda de ocasión de uso perfecta para lo que buscan.

Mas allá de esta forma de entender la filosofía de su tienda, todavía las hay que parte de su expertise consiste en arreglar la prenda para adaptarla a las formas de su clienta.

Pero la propia evolución del Sector, permite actualmente disponer de toda clase de patrones, construcciones, tejidos, aros… que permiten toda clase de formas visuales... escotes abiertos, escotes cerrados, juntar el pecho, separarlo, esconderlo, mostrarlo, subirlo, sin tirantes, multiposiciones y un sisfin de formas.

De todo ello, lo que es verdaderamente importante es que la mujer que va a usar el sujetador se sienta cómoda y se vea bien.

La cultura de la ayuda en el probador, ha pasado de arreglar un sujetador a encontrar el que le siente como un guante, el que sea realmente aquél con el que esté satisfecha. Y este es el verdadero sentido del brafitting.

Las técnicas de brafitting son aquellas que persiguen que la usuaria se sienta satisfecha y cómoda con ella misma. Que se reconcilie con el uso del sujetador.

El primer paso es reconocer la morfología de la usuaria y analizar cuál necesita de entre todos los patrones que tenemos en la tienda. Conocer su talla, su copa y comprobar probando la prenda la mejora física que experimenta.

Todavia hay pocos establecimientos que dispongan de una brafitter, pero también es cierto que muchas marcas de capacidad están realizando grandes esfuerzos para proporcionar a las tiendas, sesiones de brafitting concertadas y training con los productos de su firma.

Brafitters reconocidas, como Isabel López de SOLOISA de Manzanares, nos proporcionan estas imágenes en las que se puede observar el cambio que experimenta físicamente una mujer que se le haya realizado una sesión correcta de brafitting.

Empieza a ser imprescindible aprender estas técnicas de trabajo, que permiten minimizar los remordimientos de compra y fidelizar a las clientes.

Francesc Puertas
@FrancescPuertas
@Sayfit
www.sayfit.es


1 comentario:

Isabel López dijo...

Gracias Francesc por mencionarme en tu más que interesante post. Darte la enhorabuena por tus colaboraciones en una revista tan relevante en el sector como CYL. Gracias de nuevo.!!